Parquet o tarima: ¿cuál pongo en casa?

Parquet o tarima: ¿cuál pongo en casa?

* Publicado hace 3 años


Son muchas las razones que te llevan a plantearte un cambio en el suelo de la casa. Y no hablamos únicamente de una limpieza a fondo o un encerado, sino de un cambio total. Porque forma parte de una reforma integral, por desgaste del uso con el tiempo o simplemente porque se ha quedado desfasado, hay un momento en el que tomas la decisión de renovar los suelos de tu hogar. Y la principal duda que se te plantea, además del presupuesto, está relacionada con los materiales que utilizarás. En Arquilink te venimos hoy a hablar de las dos opciones más comunes, con sus ventajas e inconvenientes. ¿Parquet o tarima flotante?

Suponemos que ya sabrás de qué te estamos hablando pero, por si acaso, vamos a hacer una breve aclaración sobre los materiales mencionados: la principal diferencia entre uno y otro radica en la forma de colocación sobre el suelo. Decidirte entre uno y otro dependerá de varios factores, entre ellos tu propio gusto estético, el presupuesto que manejes para la reforma o el tipo de vida que lleves en tu casa (y tus inquilinos). Ambas opciones presentan ventajas e inconvenientes que has de valorar antes de tomar la decisión. Aquí te indicamos algunas de las principales:

Parquet.- en el caso de parquet, es obvio que la calidad y la imagen (según gustos, claro) son sus principales ventajas y una de las razones para escogerlo. Es un producto bueno y de larga duración, que le imprime a los hogares un aspecto más lujoso con su acabado en brillo. Presenta como principal inconveniente su coste, que es más elevado, así como sus necesidades de mantenimiento y la facilidad de sufrir daños. Quien tiene parquet en casa, sabe que ha de cuidar mucho el calzado que utiliza, el movimiento de muebles o la presencia de mascotas como gatos y perros, que lo rayan fácilmente.

Tarima flotante.- la tarima flotante, por su parte, gana en variedad de tonalidades y diseños, así como en su fácil mantenimiento. Al ser imitación, su precio es más reducido y requiere menos cuidados. Es perfecto para hogares cuyos inquilinos no quieren tener que preocuparse de los riesgos de arrastrar un sofá o caminar por el salón con zapatos de calle. Como desventaja: no alcanza la calidad del parquet y el aspecto es distinto (de nuevo, para gustos).

Te decantes por un material u otro, lo que está claro es que has de buscar al profesional que te dé mayores garantías de calidad en materiales y acabados. En Arquilink te damos la opción de pedir varios presupuestos para tu reforma, de manera que tengas libertad e información como para decidir la opción que mejor se ajuste a tus necesidades y a tu bolsillo. ¿Te ayudamos?

Tu presupuesto GRATIS